Cuidado de la piel

¿Por qué es importante el cuidado de la piel?

Cuidado de la Piel Panavayu

Wow!!! Esa es una excelente pregunta y una con una basta mirada desde diferente enfoques, pero para ser capaces de cuidar algo, es necesario conocer elementos esenciales de la misma y así, identificar su relevancia y los mecanismos que pueden facilitar o dificultar su cuidado.

¿Alguna vez has escuchado del sistema somatosensorial?, porque estamos seguros que has escuchado del sistema linfático, del sistema cardiovascular y otros (acá hay una cascarita)… pues queremos contarte que este (el sistema somatosensorial) a diferencia de los otros sentidos que conoces (vista, olfato…etc), es una función biológica que se caracteriza por pertenecer al cuerpo entero, si, has leído bien, al cuerpo entero!!!

Por lo anterior, si lo pensamos un poco mejor e investigamos a fondo, resulta que este sistema nos da información constante de las cualidades de los contactos que se dan entre el cuerpo y su entorno.

Ya te hemos dado una pista, así que a esta altura podemos confirmarte que este sistema comprende el sentido del tacto y es tan poderoso que no bastándole, es responsable de tres sentidos corporales más:

  1. La Propiocepción (este te lo dejamos para que despierte tu inspector Gadget interno)
  2. La percepción de la temperatura
  3. El dolor

Ahora bien, pues el órgano que contiene el amplio conjunto de receptores que dan vida al sistema somatesensorial, es la PIEL.

La piel es el mayor órgano del cuerpo humano, siendo su función principal la de delimitar el organismo, actuando como barrera protectora que lo separa del medio que lo rodea y contribuyendo a mantener íntegras las estructuras.[1]

¿Puedes creer que puede llegar a ocupar aproximadamente 2 m²? y que su espesor varía entre los 0,5 MM en los párpados y los 4MM en el talón, así como su peso estimado en un individuo adulto es de aproximadamente 5 kg. Así que no es menospreciable.

En este sentido, las funciones fisiológicas que la piel desempeña son varias, dadas sus características y su estructura  que van desde ser una barrera física y bioquímica, es responsable de la protección de la luz ultravioleta del sol, contribuye a la regulación de la temperatura corporal y otro sin fin. Sin embargo, nuestro propósito en este escrito no es darte clase de medicina, sino despertar ese interés por lo increíble del cuerpo humano y lo importante que es cada parte en este engranaje para nuestra salud y bienestar.

Así que, aunque la piel pareciera ser el mayor de los héroes como escudo protector, le sometemos sin tregua a una batalla diaria debido a los diferentes productos que aplicamos en ella y que puede afectar su funcionamiento y estructura, lo que en últimas impacto no solo su apariencia (y aquí no se trata solo de belleza y apariencia, sino de autoestima también) sino que también, la salud.

Lo anterior, es tal, que cada vez es más fuerte la relación de ingredientes activos en productos de cuidado personal tradicional, con el cáncer y en especial el cáncer de mama así como  arritmias cardiacas, como efecto patógeno del aluminio presente en todos los desodorantes antitranspirantes.

Entonces, ¿cómo cuidar de nuestra piel? Son dos, los campos que se necesitarían atender; de un lado, la alimentación que aporte los insumos necesarios, para el mantenimiento, regeneración y fortalecimiento de la piel (lo cual trataremos en otro artículo) y de otro, ser considerados y responsables con nosotros mismos, que traerá como consecuencia nuevos hábitos de consumo favorables, gracias al conocimiento:

  1. Instala aplicaciones como incibeauty reconoce la incidencia de los ingredientes que componen los productos de cuidado personal que compras
  2. Conócete a ti, antes que cualquier cosa, así que escucha claro y sin interrupciones lo que tu cuerpo dice a través de alergias, enrojecimientos, descamaciones y otros síntomas visibles.
  3. Lo anterior, te permitirá seleccionar productos de cuidado personal naturales ajustados a tus necesidades y también a los del medio ambiente (es nuestra casa grande, no lo olvides)
  4. No satures tu piel!!!, recuerda que la belleza está en lo simple.

Nos vemos pronto y cuéntanos si te fue útil, si aprendiste algo nuevo y que temas serian de tu interés conocer

[1] Neurociencia Cognitiva, Sección III, Pag 316, Editorial Médica Panamericana,  Marzo 2015

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.